febrero 28, 2024

me3mobile

Noticias de actualidad

El método LUZ Coach de Inma Martín, ‘el equilibrio interior te inyecta certeza en tus decisiones’

9 min read

Cuando las personas descubren el camino hacia el desarrollo de su máximo potencial, se vuelven capaces de cumplir sus sueños. Bajo esta premisa, la coach española Inma Martín ha desarrollado su método LUZ Coach, dirigido cualquiera que busque mejorar su autoconocimiento.

Esta estrategia ayuda a cada individuo a entender sus propias emociones y capacidades antes de tomar las decisiones con las que cambiar su entorno. Autora del libro Cuando haces posible lo imposible, empresaria y certificada por la International Coach Federation (ICF) en 2008, Inma Martín explica cómo encontrar esa luz interior que guía en el cumplimiento de las metas.

¿Cómo nace el método LUZ Coach?

Llevo 16 años acompañando a mis clientes a tomar buenas decisiones para su empresa y su vida, desde la oscuridad más profunda. 

Sin darme cuenta, empecé a crear mi propio método. Seguía mi propio mapa en los procesos de coaching, que adaptaba a cada persona para conseguir resultados exitosos en el menor tiempo posible, porque la mayoría me llamaban desde la urgencia o cuando ya no podían más, con altos niveles de estrés.

Antes, no solo no se hablaba de emociones, sino que además estaba incluso mal visto, especialmente por los ejecutivos, pues se consideraba un signo de debilidad. Una cosa buena que nos ha dejado la pandemia es que hemos podido introducir las emociones en nuestras vidas, normalizarlas y hablar de ellas sin prejuicios. 

En mis procesos de coaching, personalmente me resultaba mucho más fácil invertir tiempo primero en calmar y equilibrar a la persona emocionalmente, antes de meternos en materia con las sesiones, porque así fluía todo más fácil y se trabajaba de forma mucho más eficaz. Casi por egoísmo personal, ya no solo por el cliente, aprendí a trabajar primero sus emociones sin que se dieran cuenta, para después, desde su equilibrio emocional, trabajar mucho mejor. 

Luego iban como cohetes y yo misma me sorprendía de los cambios de una sesión a otra. Y observaba cómo desde nuestro espacio seguro y de confianza, creábamos anclajes potentes y eran capaces de conseguir lo imposible.

El método LUZ Coach está sostenido en las valiosas experiencias de éxito de mis clientes y en las mías propias. Fue cuando escribí mi libro, y con la ayuda de mi prologuista, que tomé conciencia de que estaba ya usando hacía tiempo mi propio método.

De hecho, por respeto a mis clientes (muchos ahora amigos) y para honrar sus esfuerzos y sus logros, yo no podía publicar un libro que no fuera best seller, no cabía otra cosa en mi cabeza. Y así fue, lo manifesté, y mi libro Cuando haces posible lo imposible ha sido best seller en Amazon. Agradecida a todos y cada uno de mis clientes por trabajar sus experiencias conmigo.

¿Qué elementos hacen que LUZ Coach sea un método novedoso y diferente?

El método LUZ Coach es holístico. No trabaja solo la acción, sino al ser, para que emane la actitud adecuada a la hora de tomar acción. 

El método se sostiene en el “equilibrio interior” como la piedra angular de estabilidad, para que, pase lo que pase fuera, mi cliente permanezca sereno, estable, nada ni nadie lo tumbe y logre objetivos o los redefina.

En el mundo del desarrollo personal hay infinidad de recetas y técnicas. Pero, hasta ahora, no había un mapa lógico para aplicarlas de forma autónoma sin necesidad de un mentor. Un buen coach no te hace dependiente de él, sino ser independiente

Tener un mapa en tu mano (como uno de carreteras) da mucha seguridad para no asustarte de lo que te queda por andar. Un mapa te da mucha tranquilidad y sentido de la dirección y te ayuda a planificar mejor la ruta. Ese es el objetivo del método LUZ, sentirte seguro en tu camino, confiar en ti, sabiendo dónde estás y planificando bien el viaje de tu vida.

El método LUZ Coach ofrece como novedoso una estructura o mapa con un orden claro, donde cada paso facilita el siguiente, consiguiendo un proceso fluido y más fácil. 

La estructura la represento metafóricamente con un viaje al interior de la pirámide dividido en 4 pasos ordenados. Observé con mis clientes que, a pesar de su diversidad, todos experimentaban la misma ruta de viaje en sus vidas, independientemente de sus objetivos y necesidades.

El primer paso es el mundo emocional, un perfecto desconocido, sobre el que nadie nos enseña y, como mucho, solo nos enseñan a ocultar o taparlo. Lo cual es todavía peor, porque lo que no se sana se pudre cada vez más en el tiempo, y luego vienen las consecuencias del inconsciente. 

El cuarto paso (que tampoco se incluye en un proceso de coaching normal) son los 3 estados del éxito, que describo al final del libro. Realmente están enfocados más bien a mentores que se dedican al mundo del desarrollo personal. Aunque, bien pensado, hoy en día, los líderes están obligados cada vez más a adentrarse en estos territorios para lograr equipos de alto rendimiento.

Una vez integras los 4 pasos, consigues tu autonomía emocional, tu equilibrio o, lo que es lo mismo, tu verdadera libertad. Porque la libertad no es algo que dan o consigues fuera, la verdadera libertad es algo que tú consigues dentro de ti. El objetivo del libro es ensalzar la esencia de cada persona y conseguir la autonomía emocional y, por tanto, la libertad del ser, gracias al equilibrio interior.

¿Por qué es importante la inteligencia emocional que promueve LUZ Coach para que las personas descubran nuevas capacidades?

Imagina un padre que tiene que regañar (guiar) a su hijo por algo que no ha hecho bien. Si a ese padre le acaban de despedir del trabajo, su castigo probablemente será desmesurado y desproporcionado. Si, por el contrario, le acaba de tocar la lotería, será demasiado benevolente y probablemente se quedará corto. Este ejemplo es exagerado, pero muestra muy bien el punto al que quiero llegar.

En ambos casos el hecho es el mismo, y lo único que varía es el estado emocional, que influye para bien o no tan bien en las decisiones que se toman. Para tomar una decisión adecuada, debemos estar en estado neutro, ni deprimidos, ni eufóricos. Lo ideal es estar en un estado de paz y equilibrio.

Todos sabemos que cuando queremos hablar un tema con nuestro jefe, si viene enfado, no es el momento adecuado; pero si viene contento, nos lanzamos a la conversación.

Nos pasamos la vida tomando decisiones y, para acertar, no solo va de lo que sucede fuera, sino de lo que sucede en el interior.

Cuando pisas la vida desde la estabilidad emocional, tienes muchas más posibilidades de tomar decisiones adecuadas, eso te motiva a seguir pisando fuerte por donde quiera que vayas, y es en ese camino de atrevimiento y de experimentar en el que descubres habilidades en ti que desconocías. Te das el permiso de equivocarte y de continuar, porque confías en ti, y cuando eso sucede eres imparable.

¿A qué perfiles profesionales dirías que se orienta tu estrategia?

A todos, porque, como he dicho antes, el método es holístico y se enfoca en el ser, para después “hacer” desde tu maestría y equilibrio interior. Es como la puesta a punto de un vehículo, da igual cuál sea.

Además, es ideal para niños y lo estamos implementando a los profesores en los colegios, que hoy en día están muy concienciados con todos estos temas.

De acuerdo con LUZ Coach, la transformación de los equipos de trabajo comienza por un cambio individual que hace de cada persona líder de su propia vida. ¿Cómo se logra este objetivo?

El momento ideal es la infancia, pero hay que adaptarse a la realidad y trabajar en el momento en que se encuentre cada individuo. 

El primer requisito para lograrlo es tomar conciencia de ello. El segundo es “querer”. Si una persona no está abierta al cambio, no tiene sentido. Mi mayor reto ha sido hacer coaching a personas a quienes les “obligaba” su jefe, y luego se han convertido en mis mayores embajadores.

Y el tercero es tomar conciencia de que este es un método para empoderarse, no desde el ego, sino desde el amor incondicional a uno mismo. Lo que significa que vas a buscar tu mejor versión, no solo en el trabajo o en tu familia… sino en todos los ámbitos de tu vida. No para que te vean, sino para sentirte pleno y satisfecho contigo mismo. Y luego ya sí, seguir cada paso que describo en el libro.

¿De qué manera puedes ayudar a una persona a tener certeza de que su vida va en la dirección correcta?

Para saber si vas en la dirección correcta, hay un indicador infalible: el estado de paz en el que te encuentras de forma habitual.

Por eso es tan importante introducir el primer paso del método LUZ como un hábito en nuestra vida. Para tomar conciencia de nuestras emociones, porque estas nos dan mucha información. Pero como no nos han enseñado a aceptarlas, y menos aún a gestionarlas, las descartamos como variables para saber si vamos o no por la dirección correcta. 

El equilibrio interior te inyecta actitud, un don del que hablo en el libro. Mi lema: es la actitud, y no la aptitud, la que te lleva a la altitud.

¿Cuál es la importancia de que los cargos directivos busquen una asesoría para contar con equipos de trabajo estables que garanticen el buen funcionamiento de la compañía, aun durante su ausencia?

Esta pregunta tiene que ver con la gestión del liderazgo. Un buen líder es capaz de lograr equipos estables y líquidos, es decir, que fluyan y se adapten a las circunstancias, a los clientes y a la empresa donde trabajan. Todos sabemos que las empresas son como la evolución de las especies de Darwin, no sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta, respetando sus propios valores.

Las empresas (y autónomos) necesitan equipos que sean autónomos. 

¿Te imaginas a tus hijos llamándote desde un lugar de ocio para ver qué pueden beber o con qué chica pueden flirtear es día? No, ¿verdad? Si hay una buena sintonía entre padres e hijos, estos ya saben perfectamente lo que les hace bien y lo que no, los límites que pueden pasar y hasta dónde. Pues igual pasa con los equipos de trabajo. Un jefe controlador es como un padre que asfixia. Y, por el contrario, un empleado dependiente con necesidad excesiva de refuerzos para hacer algo es un empleado que no asume su responsabilidad. 

Volvemos al equilibrio, la piedra angular del método LUZ Coach. Necesitamos cubrir las hardskills y las softskills. Son como las 2 ruedas de la bicicleta: las 2 son necesarias. Las capacidades técnicas (hardskills) son cruciales, y si además añades un buen mindset o mentalidad, un buen rollo en el equipo, una buena sintonía de esfuerzo, comunicación, colaboración y sentido de equipo y liderazgo (softskills), entonces ya tienes garantizado un equipo de alto rendimiento que consigue los mejores resultados para su empresa y para ellos mismos.

El mejor líder es el que no se ve, el que ha conseguido un equipo que sabe dónde está y a dónde se dirige. El líder, aparte de liderar al equipo, tiene otras tareas y objetivos, no puede estar siempre presente, como un cuidador, porque entonces no puede hacer el resto de su trabajo y la empresa no avanza. Por eso necesita formar equipos autónomos y creativos, donde nadie señale con el dedo los errores del otro y resuelvan juntos los problemas. Está demostrado que un empleado feliz es mucho más eficaz que uno amargado que ve todo negativo. El empleado feliz está mucho más abierto a la posibilidad y conecta con distintos caminos para lograr resultados. Que en definitiva es para lo que la empresa le contrata.