febrero 23, 2024

me3mobile

Noticias de actualidad

Hidromiel Zángana produce la bebida sin gluten que conquistará a las personas celíacas

2 min read

El hidromiel y la cerveza son dos de las bebidas alcohólicas más antiguas. En la producción de ambas, se utilizan agua y levadura. Ahora bien, mientras la primera se elabora con miel, la segunda contiene algún tipo de cereal, como por ejemplo, cebada o trigo. Por este motivo, la cerveza no es apta para celíacos. En cambio, el hidromiel se encuentra dentro del grupo de bebidas sin gluten, por lo que este sector de la población puede disfrutarlo sin problemas.

En España, Hidromiel Zángana es una de las marcas más destacadas de hidromiel. Esta empresa produce múltiples versiones de esta bebida, con distintos sabores y graduaciones alcohólicas. Actualmente, incluyen en su catálogo un total de 6 variedades diferentes.

Hidromiel apto para celíacos

Hidromiel Zángana prepara bebidas sin gluten con miel 100 % nacional. La versión Original de esta marca es semidulce, tiene un nivel de gasificación media que se produce naturalmente en botella y viene, como las demás, en envases de 33 cl. Su nivel de gradación alcohólica es de 7 %. Para los que prefieren un hidromiel con menos alcohol, Hidromiel Zángana ofrece la variante Primavera, con un 5 %.

Entre las distintas creaciones que ofrece esta marca se encuentra la Asturiana, hecha con miel procedente de esa región, con el sello de calidad de Alimentos del Paraíso Natural. El resultado es una bebida semiseca de 5,2 % de alcohol. Esta empresa también ofrece sabores como el hidromiel de frutos rojos o el especiado, que cuenta con una selección de hierbas e ingredientes naturales.

Por último, Hidromiel Zángana también elabora un hidromiel ecológico con miel y levaduras certificadas. Además, esta bebida cuenta con un sello medioambiental proporcionado por el Consejo de la Producción Agraria Ecológica del Principado de Asturias (COPAE).

El hidromiel es una bebida sin gluten y con una larga historia

Hoy en día, el hidromiel es considerado como la cerveza de los celíacos, ya que no contiene gluten. Si bien hay cervezas que se producen con otros cereales que no están integrados por esta proteína, como trigo sarraceno, sorgo o arroz, el sabor que se obtiene es muy diferente.

Por otra parte, degradar el gluten de la cerveza común mediante un proceso enzimático es una posibilidad cara y, aún, no del todo segura.

Por estas razones, el hidromiel se ha instalado como una referencia sólida de las bebidas sin gluten. Distintos estudios han comprobado que esta preparación era consumida por civilizaciones tan diversas como los vikingos y los antiguos chinos. Si bien los procesos de producción han avanzado mucho, los ingredientes básicos son los mismos: agua, levadura y miel de abeja. Por lo tanto, las personas celíacas pueden consumir estos productos sin preocupaciones.