abril 20, 2024

me3mobile

Noticias de actualidad

Trabajar en verano en Francia aporta un crecimiento y un aprendizaje inolvidable

3 min read

La nueva generación de jóvenes profesionales se caracteriza principalmente por ser inquieta, curiosa y ávida por el descubrimiento. Una de las experiencias que han logrado saciar este deseo de crecimiento, aprendizaje y emociones es el viajar al extranjero en busca de nuevas experiencias y oportunidades laborales.

Propuestas innovadoras como la de trabajar en hoteles rurales en Francia permite a los participantes adentrarse en nuevas culturas y conocer paisajes de ensueño, al mismo tiempo que desarrollan habilidades prácticas y dominio del francés.

Trabajar en hoteles rurales en Francia 

Gracias a que se encuentra cerca de España, así como también por su similitud lingüística, Francia suele ser uno de los destinos predilectos entre quienes buscan una experiencia en el extranjero sin alejarse demasiado de su entorno familiar. Entre las propuestas disponibles para trabajar allí, se encuentra la oportunidad de ser miembro del equipo de empleados de uno de los hoteles rurales. Situados en zonas alejadas al bullicio de las grandes ciudades, estos entornos tranquilos invitan a disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza desde el propio ámbito laboral. En los días libres, es posible recorrer otras zonas turísticas, como París, con la ventaja de volverse a instalar después en un lugar ameno y libre del estrés urbano. 

Al ritmo cotidiano más relajado, característico de un trabajo en hoteles rurales en Francia, se le suma el atractivo económico. Y es que el estilo de vida en la zona rural es mucho más accesible, puesto que no existen los precios abusivos de las grandes ciudades.

A su vez, con un trabajo en hoteles rurales en Francia se accede a una condición salarial beneficiosa. Incluso en el ámbito hotelero francés, los salarios son considerablemente más altos que en España. Tanto es así que el sueldo mínimo por trabajar en hoteles rurales en Francia es de 1.900 euros y puede alcanzar hasta 4.500 euros en cargos más elevados. Estas particularidades hacen que trabajar en hoteles rurales de este país sea aún más atractivo para muchos jóvenes. 

Trabajar en hoteles rurales en Francia 

En la actualidad existen diversas oportunidades laborales para universitarios que quieren aprovechar el verano viajando y adquiriendo experiencia laboral e idiomas, desde puestos de lavaplatos y recepcionistas hasta dependientes, cajeros y chefs experimentados. Según cada posición puede ser necesario tener más o menos dominio del idioma francés y experiencia previa, dependiendo del contacto con huéspedes o el requerimiento de habilidades específicas. Sin embargo, con el acompañamiento adecuado, como el que ofrecen agencias como Aula Inglés, los interesados en este tipo de experiencias pueden mejorar sus capacidades idiomáticas y encontrar la posición que mejor se adecúe a sus preferencias de trabajo, tanto en Francia, como en otros países europeos como Irlanda, Suiza, Alemania, Austria o Noruega. La institución brinda la formación necesaria, el acompañamiento en entrevistas, la preparación de la documentación, la organización del alojamiento y el viaje, para que el participante se adentre en esta experiencia enriquecedora y viva una aventura internacional de ensueño saliendo de España con todo organizado. Aunque estos programas funcionan durante todo el año, la época de verano suelen ser la más demandada, tanto por los estudiantes para aprovechar el descanso entre cursos universitarios, como por los propios hoteles, debido a la alta ocupación en la época estival. Lo más importante es planificar el viaje con tiempo suficiente para tener garantías de éxito.