mayo 26, 2024

me3mobile

Noticias de actualidad

Las diversas formas de desafiar la normalización de la incontinencia en menopausia

3 min read

La menopausia es una etapa natural en la vida de cualquier mujer, que marca el fin de la menstruación. Sin embargo, hoy en día continúa siendo un tema rodeado de tabúes para muchas personas, especialmente, en relación con los diversos riesgos y afectaciones que implica para la salud.

Uno de los aspectos más complejos a tratar en ese sentido es la incontinencia en menopausia, un fenómeno relativamente frecuente ocasionado por los cambios hormonales que conlleva este periodo. No obstante, existen soluciones eficaces para este problema sin recurrir a fármacos o cirugías, como explican los expertos de Menopausia en Forma.

Alternativas eficaces para tratar la incontinencia en menopausia

Las mujeres durante la menopausia experimentan numerosos cambios hormonales, debido a la disminución de hormonas reproductivas como estrógeno y progesterona. Esto debilita las paredes del suelo pélvico, lo que dificulta el control sobre la vejiga.

Esta situación puede generar episodios de incontinencia urinaria involuntaria, ya sea por prolapso, urgencia o exceso de esfuerzos. Ante la presencia de estos síntomas, algunos tratamientos comunes incluyen medicamentos, compresas o incluso, en ocasiones, una cirugía correctiva que ofrece una solución eficaz a largo plazo, pero también acarrea molestias y posibles complicaciones.

Sin embargo, los especialistas de Menopausia en Forma destacan algunas alternativas menos onerosas y más naturales y eficaces. Una de ellas es el fortalecimiento del suelo pélvico, por medio de ejercicios especialmente diseñados para tonificar esta zona muscular. Esto recupera su fortaleza y elasticidad, lo que ayuda a recobrar el control de la vejiga, además de mejorar salud y calidad de vida en general.

Lo mismo sucede con una alimentación saludable y equilibrada, ya que no solo previene la incontinencia, sino que también robustece los huesos, regula el peso corporal y potencia el sistema inmunológico

Cómo fortalecer el suelo pélvico para prevenir la incontinencia

Una combinación de actividad física y alimentación saludable es clave para prevenir la incontinencia en menopausia. Para fortalecer el suelo pélvico, los ejercicios Kegel constituyen una de las vías más eficaces. Estas sesiones de entrenamiento se pueden incorporar en la rutina diaria, y sus resultados, además de recuperar el control de la vejiga, mejoran el estado de ánimo en general y el bienestar en las relaciones íntimas. Otra opción radica en el yoga enfocado en reforzar el área pélvica, cuyos movimientos no solo ayudan a endurecer estos músculos, sino que también incrementan su elasticidad.

A su vez, otro aspecto crucial es la alimentación. Los expertos de Menopausia en Forma recomiendan alimentos ricos en calcio para fortalecer los huesos y prevenir enfermedades óseas. Asimismo, sugieren incluir proteínas magras que incrementan el desarrollo muscular, y una buena dosis de fibra para mejorar la digestión y controlar el peso corporal.

El proceso se puede acompañar con suplemento Immunocal que contiene todos los precursores necesarios para formar colágeno de calidad, un nutriente esencial en el fortalecimiento del suelo pélvico. Todo esto permite abordar la incontinencia en la menopausia de forma saludable, natural y sin tabúes.