septiembre 20, 2021

me3mobile

Noticias de actualidad

La innovación aportada en el mundo de los vinos por Antigva

2 min read

Durante una deliciosa cena o una ocasión especial apetece disfrutar de un buen vino.

Sin embargo, no todos poseen características tan peculiares como los de Antigva, una compañía que ha logrado aportar una innovación en el mundo del vino, una de las bebidas más refinadas que existen. Esta alternativa destaca por conseguir sabores y diseños únicos en cada uno de sus productos.

Un vino al gusto del consumidor

El proceso tradicional de elaboración de un buen vino empieza por el estudio del terreno en el que se fabricará y de las uvas que se producirán en el mismo, pero Antigva da la vuelta a este método para comenzar por el cliente y terminar en su paladar con un sabor exquisito.

Antigva comenzó con su negocio 10 años atrás y, actualmente, se encuentra en su etapa de crecimiento. La bodega localiza viñedos de alta calidad en distintas denominaciones de origen para realizar cada uno de sus proyectos. La visión de la empresa es proporcionar productos y servicios de máxima calidad, con el fin de demostrar que hay una manera diferente de vivir el mundo del vino.

El éxito de la empresa se debe a que el vino que fabrica está hecho a medida para cada uno de los clientes. El método se llama Wine DSGn Thinking y consiste en solicitar a cada uno de ellos la idea precisa de su vino ideal para, después, elaborarlo de forma meticulosa y personalizada.

Como indica la propia empresa, es el resultado de un trabajo realizado con pasión, paciencia y perseverancia, que no solo depende de los fabricantes, sino también del cliente.

Cómo funciona el Wine DSGn Thinking

El método Wine DSGn Thinking se divide en cinco fases que fueron pensadas para hacer vinos excepcionales. El punto inicial es ponerse en el lugar del cliente, a través de la empatía para captar qué se espera de él. Después, para su elaboración, se tiene en cuenta la vendimia, la maceración, fermentación, crianza y embotellado, llevándolo a cabo de formas diferentes, dependiendo de los criterios, preferencias y necesidades del cliente. Finalmente, es validado gracias a la aprobación de los socios, así como la de sumilleres, chefs y concursos dedicados, para que llegue a su punto de excelencia.

A pesar de las dificultades para innovar en este sector, Antigva trae su nuevo método de elaboración de vinos de diseño con el que todos los clientes estarán contentos.