octubre 28, 2021

me3mobile

Noticias de actualidad

La creación de inteligencia artificial es una tarea complicada que requiere de conocimientos, cualificación y sobre todo talento, pero entender qué es la IA no es nada complicado, por Agustín de la Luz

5 min read

En la actualidad, se oye IA y su anexión a todo, desde papeleras con IA y alimentadores de mascotas con IA hasta cámaras con IA y frigoríficos. Además, a esta fiebre también se han unido las apps y empresas de servicios. 

En esta entrevista, el CEO de Neurogenesis IA Technologies, y Máster en Inteligencia Artificial, el Sr. Agustín de la Luz Segura diferencia la inteligencia artificial de la visión artificial, programas e incluso hojas de cálculo.

¿Qué uso se le da a las palabras «inteligencia artificial» en la actualidad?

Obviamente el marketing y la creencia de pensar que al poner IA junto al nombre de una app o un producto con wifi se va a lograr incrementar su venta alentando al consumidor a optar por la última tecnología. Lo curioso es que funciona, pero solo al principio y con el consumidor inexperto. Esto, además, es aplicable a la mala costumbre de buscar el truco y creer que poner IA a un proyecto va a tener los mismos resultados que con el consumidor inexperto y que esto posibilita a un proyecto a la opción de acceder a los fondos o ayudas asignadas a la transformación digital, donde esta picaresca hace pensar que la ruleta de la fortuna puede hacer algún regalo. Las entidades públicas cuentan con expertos que fácilmente saben identificar estas diferencias, al igual que todos al finalizar esta lectura.

Voy a ser tremendamente práctico y apartaré los tecnicismos todo lo que pueda para hacer comprensible este momento de ebullición en el uso de las palabras inteligencia artificial, ya que esta nueva era debe ser afrontada con conocimiento, con el apoyo de entidades con valores éticos, que eviten el uso de la picaresca, remplazando esta cualidad por la creatividad, la honestidad y un trabajo con una trazabilidad científica de fines serios y fructíferos para todos.

¿Y a qué hace referencia exactamente la inteligencia artificial?

Actualmente las IA existentes son ordenadores diseñados para resolver problemas, o mejor dicho, están diseñados para hacer predicciones basándose en los datos de los que dispone (como el cerebro humano).

Pongamos un ejemplo: introduces datos (como los números del 1 al 10) y le pides que haga un modelo (X + 1 empezando en el 0), y la inteligencia artificial hace una predicción. No es algo mágico, simplemente usa los datos que tiene para adivinar lo que va a suceder a continuación. Estos datos pueden ser introducidos manualmente o hacerlo automáticamente mediante una cámara con visión artificial, la cual identifique un a un pez en movimiento y envíe dicha información en forma de código (imagen o video) a la IA, para su procesado. 

¿Cómo se diferencia del resto de programas?

La diferencia de la inteligencia artificial con otros programas de ordenador es que no hay que programarla específicamente para cada escenario. Enseñamos a la máquina, o como algunos profesionales prefieren llamar: educamos y enseñamos a la máquina a pensar por sí misma (Machine Learning, aprendizaje automático)

Dentro de ML también existe un subconjunto, una doctrina o creación para dotar a la máquina a aprender por sí misma (Deep Learning). El DL es un subconjunto dentro de las redes neuronales, siendo el DL las capas originadas tras pasar un umbral de interpretación humana y por lo tanto entrando en un pensamiento profundo, inconsciente de la máquina, comúnmente llamado red neuronal profunda o DL.

Existen múltiples variantes de cada uno. La IA (inteligencia artificial) es una máquina capaz de imitar el razonamiento humano. El ML (Machine Learning), en cambio, es un subconjunto de inteligencia artificial donde las personas «entrenan» a las máquinas para reconocer patrones basados en datos y hacer sus predicciones. Por último, el DL (Deep Learning) es un subconjunto de ML en el que la máquina es capaz de razonar y sacar sus propias conclusiones, aprendiendo por sí misma.

¿Qué relación tiene Neurogenesis con la IA?

Neurogenesis se pronuncia y escribe igual para los dos idiomas más hablados del mundo, después del chino. Tanto en español como en inglés, el significado de «Neurogenesis» es el proceso por el cual se crean nuevas neuronas, y es precisamente este nombre la mejor manera de definir el trabajo base y el núcleo creativo del trabajo que investiga y desarrolla la compañía. Solo que en lugar de neuronas orgánicas, estas son digitales. Por lo tanto, su eficacia es del 100% en cuanto su acometido.

¿Qué es lo que hace más especial a una IA de calidad?

Podríamos decir que una IA bien diseñada que toma sus decisiones de un dataset de extrema calidad y realizado a medida para dicho modelo, es preciso y eficiente hasta el punto de no cometer errores. Habéis oído bien, el error humano desaparece de la ecuación. Los procesos de trabajo para los que ha sido diseñado el modelo aprenden a optimizar después de cada acción hasta que alcanzan el nivel óptimo de operatividad, que será mejor o peor según el talento del creador de dicho modelo. Existe un estado del arte en todo esto, haciéndolo mitad técnico y mitad creativo. Como pintar un cuadro o tallar una figura.

¿España es un buen escenario para el desarrollo de la IA?

Opino – desde una visión muy personal y nada refutada o respaldada por la ciencia – que España es un lugar ideal para hacer cantera y encontrar jóvenes talentos. Nadie puede discutir que es un pueblo con una diversidad cultural enorme, de las más antiguas y variadas del mundo. Una historia que sitúa algunas de sus ciudades como las más antiguas de todo occidente. Cada pueblo, municipio, provincia y comunidad tiene sus propios dialectos y algunos incluso idiomas, fiestas y formas de pensar.

Todo esto hace que la diversidad cultural sea un trampolín para la creatividad. La creatividad es sin duda un talento enormemente valioso, ya que precede a todo cambio de rumbo o norma. Una vez la creatividad tiene el enfoque adecuado y las bases éticas necesarias para que el fruto de dichas creaciones sean positivas y aporten bienestar social, tenemos un cambio, una mejora y, en definitiva, una evolución común originada por el pensamiento. Y es el individuo que crece en un entorno de diversidad cultural quien más opciones tiene a la hora de interpretar y comprender patrones diferentes, nuevos, por lo tanto, son ellos los dotados de mayor capacidad de creatividad.

Por lo tanto, se puede concluir diciendo que la inteligencia artificial es una obra del ser humano en el ámbito de la tecnología, que dependiendo de la ética de su creador la creación resultará más o menos beneficiosa para la sociedad o comunidad y que dicha herramienta es de capacidades realmente importantes en cuanto a su impacto en la forma de vivir actual. Tal y como expone el contexto de hoy, probablemente quedan muchos caminos por ser descubiertos en esta era de la transformación digital. 

Ahora, cuando oiga o vean IA pregunten: “¿piensa por sí misma y es capaz de aprender por sí misma sin intervención humana?”, y sabrá si es una IA dependiendo de la respuesta.