abril 20, 2024

me3mobile

Noticias de actualidad

Inteligencia artificial y metaverso; los retos de la transformación digital

5 min read

La inteligencia artificial, el metaverso y la digitalización exigen nuevas habilidades a los líderes empresariales para liderar la transformación digital

La transformación digital está provocando cambios sin precedentes en el mundo empresarial. Conceptos como inteligencia artificial, big data, internet de las cosas o blockchain están dejando de ser buzzwords para convertirse en realidades que las compañías deben abordar. Según el último informe Digital Transformation Index de Dell, el 79 % de las empresas tienen iniciativas de transformación digital en marcha.

Sin embargo, la tecnología por sí sola no basta. 

El verdadero reto reside en que los profesionales desarrollen las habilidades necesarias para sacar el máximo partido a las nuevas herramientas. El World Economic Forum calcula que en 2025 más de la mitad de todos los empleados necesitarán un significativo reciclaje de sus capacidades.

CEOs, CMOs, expertos en marketing y otros perfiles directivos tienen ante sí el desafío de reinventarse para liderar a sus organizaciones en esta nueva era. Tendencias como la inteligencia artificial, el metaverso y la digitalización integral están reescribiendo las reglas del juego. Quienes logren adaptarse marcarán la diferencia competitiva.

En este artículo se analizarán los principales retos que la disrupción tecnológica plantea a los profesionales, así como las habilidades requeridas para prosperar en este entorno de cambio constante.

Los retos de la IA para los profesionales

Según el estudio “AI is the new UI” de Accenture publicado en 2018, el 67 ? los ejecutivos empresariales reportaron haber incorporado la IA en, al menos, una función de negocio. Esto está transformando tareas que antes realizaban empleados humanos.

Uno de los principales desafíos para los directivos es entender cómo implementar soluciones de IA de forma estratégica y ética para mejorar procesos y experiencias. Se requiere visión para identificar dónde aporta valor y dónde no es conveniente.

Otro reto crucial es aprovechar la analítica de datos. Las máquinas generan ingentes cantidades de información que bien utilizada sirve para tomar mejores decisiones. Los profesionales necesitan desarrollar capacidades para interpretar y aplicar insights.

Asimismo, la automatización está modificando roles laborales. En lugar de ejecutores de tareas, los empleados deben pasar a ser solucionadores de problemas y supervisores de las soluciones de IA. Los directivos deben guiar este cambio cultural.

La inteligencia artificial exige a los líderes una mentalidad ágil y centrada en el dato. Saber sacar partido a esta tecnología marcará la competitividad futura de las empresas.

La irrupción del metaverso

El metaverso se perfila como una de las grandes tendencias tecnológicas para los próximos años. Se prevé que para 2026 haya miles de millones de usuarios y movimientos por valor de 800.000 millones de dólares, según Bloomberg Intelligence.

Esto abre nuevas e interesantes oportunidades para que las marcas interactúen con sus clientes. Por ejemplo, Nike ha creado Nikeland en Roblox, un espacio virtual donde los usuarios pueden vestir a sus avatares con productos de Nike. Otras marcas como Clinique también tienen experiencias inmersivas en Roblox.

Otra área de interés es el denominado “metaverso industrial”, que aplica tecnologías inmersivas a entornos corporativos para mejorar procesos de fabricación, modelo de trabajo y formación. Según PwC, el metaverso industrial aportará 1,5 trillones de dólares a la economía global anualmente en 2030.

Saber navegar en el universo del metaverso y extraer su potencial se antoja como una capacidad clave para los profesionales digitales. Las empresas que logren liderar en este entorno emergente obtendrán una ventaja competitiva en el futuro próximo.

Habilidades necesarias en el profesional digital

La irrupción de las nuevas tecnologías está redefiniendo las capacidades que todo directivo debe tener para triunfar. Se necesitan profesionales ágiles, con mentalidad digital y capacidad de aprendizaje constante.

Una de las habilidades clave es la visión estratégica para implementar soluciones emergentes como la IA o el metaverso. Se requiere imaginación para visualizar cómo estas tecnologías pueden resolver problemas de negocio. También es vital establecer procesos ágiles de prueba y error para innovar de forma rápida.

Otra competencia importante es la adaptabilidad al cambio. Los avances tecnológicos se suceden frenéticamente, por lo que la capacidad de desaprender y reaprender es esencial. Los profesionales deben salir de su zona de confort para explorar nuevas posibilidades.

Asimismo, la comunicación efectiva y el trabajo en equipo son claves en entornos digitales, donde se requiere una coordinación fluida entre áreas. También es necesario fomentar la creatividad para encontrar soluciones originales a problemas complejos.

La transformación digital demanda profesionales integrales, que combinen conocimientos técnicos con habilidades blandas como pensamiento crítico, aprendizaje continuo y adaptabilidad. Saber navegar la incertidumbre se ha vuelto una competencia crítica.

La transformación digital: Digital Business Pro by ESIC 

Para ayudar a los profesionales a desarrollar las competencias necesarias en el entorno digital, ESIC Business & Marketing School Barcelona ha lanzado recientemente un nuevo programa formativo como respuesta a la necesidad de talento digital en Barcelona, conforme indicaba el informe, “Digital Overview 2022”, impulsado por la Mobile World Capital.

El nuevo Programa Superior en Digital Business Pro profundiza en áreas como transformación digital, analítica de datos, metodologías ágiles o experiencia de cliente. 

Un programa que combina aprendizaje práctico, con proyectos y simulaciones de negocio reales. Además, cuenta con un claustro de profesores y partners del ecosistema digital para dotar a los alumnos de una visión integral.

De esta forma, ESIC y MWC demuestran su compromiso por capacitar a los nuevos perfiles profesionales que demanda la era digital, a través de propuestas flexibles y enfocadas en el desarrollo de competencias técnicas y directivas.

Conclusión y reflexión final

La disrupción tecnológica está transformando drásticamente el entorno empresarial. La inteligencia artificial, el metaverso y la digitalización integral son realidades imparables que plantean nuevos retos y oportunidades.

En este contexto, los profesionales deben reinventarse y adquirir las habilidades necesarias para liderar a sus organizaciones hacia el futuro. Visión estratégica, agilidad, adaptabilidad y creatividad serán competencias críticas de cualquier directivo.

Las empresas que logren desarrollar una cultura de aprendizaje continuo y mentalidad digital disruptiva estarán mejor posicionadas para navegar la incertidumbre. Es tiempo de implementar una transformación profunda, no solo de procesos, sino también de talento.

La tecnología debe verse como una palanca para potenciar lo mejor de las personas. Con una estrategia audaz, ética y humanista, la era digital abre fascinantes oportunidades para crear valor compartido, resolver grandes retos globales y seguir evolucionando hacia organizaciones más colaborativas. El futuro está por escribirse.