mayo 23, 2024

me3mobile

Noticias de actualidad

Dos pasos clave previos al mecanizado de piezas metálicas, la fundición y la estampación

3 min read

La fundición y la estampación constituyen los dos pasos previos al mecanizado de piezas metálicas, procesos elementales en la industria de la metalurgia. La fundición consiste en verter el metal fundido en unos moldes para crear formas específicas. Este proceso es el que sirve de base para la creación de componentes críticos en la industria.

Por su parte, la estampación es la acción de deformar láminas de metal para obtener formas específicas. Es un procedimiento que se realiza mediante el uso de herramientas y matrices. Es utilizada ampliamente en la fabricación en una variada gama de productos en distintas áreas.

La importancia de una buena fundición antes del mecanizado

La fundición es importante porque es el proceso que proporciona la forma básica de la pieza. Pero además, para Inter 2000, lo hace influyendo en sus propiedades físicas y mecánicas. Para un buen proceso de fundición es esencial la elección del material para que sea de la mejor calidad posible. El diseño del molde y la técnica del vertido también juegan un papel importante en el resultado final.

Este proceso es muy valorado en la industria por su capacidad de producir piezas complejas. Las geometrías que se logran con la fundición son difíciles, cuando no imposibles de lograr con otros procesos de fabricación. En la industria de la maquinaria, la automotriz o la aeroespacial, es un proceso esencial por su constante demanda de componentes de alta precisión.

Otra fortaleza importante de la fundición es su relativo bajo coste. Esto permite la fabricación en masa de piezas en sectores industriales sometidos a una alta competencia. Un proceso de calidad es esencial, ya que lo contrario compromete la calidad, la eficiencia y la precisión del proceso de mecanizado posterior.

La estampación también debe ser de excelente calidad

La importancia de una buena estampación antes del mecanizado de piezas metálicas no es menor al de la fundición. Según Inter 2000, este proceso desempeña un papel fundamental en la optimización de la eficiencia y la calidad en la fabricación. También conocida como embutición, una de sus principales fortalezas es su capacidad para producir piezas con geometrías complejas y tolerancia ajustada.

Lo hace de manera muy rápida, lo que lo convierte en un proceso muy rentable y además indispensable para sectores que producen en masa. Entre esos sectores industriales, que además son neurálgicos para cualquier economía, están el automotor y el aeroespacial. Sus vehículos necesitan componentes cada vez más ligeros y resistentes.

La estampación se realiza con prensas hidráulicas o mecánicas, que someten a las láminas de metal a fuerzas extremas que las deforman. Con esa deformidad, las modelan de la manera deseada. Al hacerlo de forma repetitiva y con equipos de alta calidad, se logran reproducir piezas metálicas con una similitud milimétrica. Las piezas resultantes son más fuertes porque el proceso de estampado produce un endurecimiento de la zona afectada.