septiembre 25, 2021

me3mobile

Noticias de actualidad

Los consejos de Marina Center: los pros y los contras de comprar o alquilar una embarcación

2 min read

Marina Center es una empresa fundada en 1989 por Juan Diaz, con una de las instalaciones más grandes y modernas del litoral murciano, concesionario de grandes astilleros, los cuales ofrecen catálogos de motoras y veleros de cualquier eslora. Para quienes se inician en la náutica es común que se encuentren frente al dilema de si es mejor opción comprar o alquilar un barco. La realidad es que ambas alternativas presentan sus pros y contras, dependiendo de las necesidades de cada persona.

¿Es mejor el alquiler de embarcaciones?

Hay distintos aspectos a analizar a la hora de decidir que opción es la mejor, si comprar o alquilar un barco. La primera que se puede mencionar es el coste. No solamente se debe tener en cuenta el coste del barco, sino que además están los importes por mantenimiento, amarre, financiación y seguro, que terminan sumando una gran cantidad de dinero en comparación al alquiler. Por regla general, los barcos de ocasión terminan siendo más ventajosos económicamente hablando, aunque también dependerá de los días al año que se vaya a utilizar la nave. Otro aspecto a destacar es el mantenimiento. El propietario de un barco debe hacerse cargo de todas las tareas de mantenimiento, ya que el viento, la sal, la lluvia y el movimiento pueden causar daños a sus componentes y estructura. En un chárter, el mantenimiento no corre por cuenta del cliente, sino que siempre que este utilice la embarcación la encontrará en un estado impecable. Alquilar una embarcación también permite que el usuario compruebe si le gusta, disfrutar de actividades guiadas y probar diferentes modelos y gamas de barcos.

¿Por qué comprar un barco?

La opción de compra gana claramente en personas que viven cerca del puerto base y quieren tener disponibilidad de una embarcación en el momento que lo deseen, aun en situaciones imprevistas. Por otro lado, está la invaluable satisfacción que un amante de la náutica siente de poseer su propia embarcación. En este tipo de personas las tareas de mantenimiento, por ejemplo, no son una carga, sino que disfrutan de ellas. Además, el propietario puede usarlo también para compartir otras actividades con familia y amigos. Este aspecto es muy necesario tenerlo en cuenta, ya que quienes no sientan verdadera pasión por la náutica, tener un barco propio puede convertirse posteriormente en un dolor de cabeza.

Ante todo esto, si bien la compra y el alquiler son opciones totalmente opuestas, en esencia cada una está orientada a diferentes tipos de clientes. Desde Marina Center se entregan ambas alternativas, todas con la mejor garantía de calidad ofrecida por una de las empresas líderes del sector.