octubre 28, 2021

me3mobile

Noticias de actualidad

La propuesta de THANNAC para esta nueva era postpandemia

6 min read

En la tienda de ropa THANNAC, tras la pandemia de COVID-19, piensan que es importante que se dé una evolución a una manera de vestir más racional y sostenible, transitando entre temporadas sin cambios exagerados de armario. Puede que en la actualidad, lo que más se necesite en la sociedad es que marcas pequeñas y grandes colaboren para concienciar sobre otra manera de consumir.

En lo que se refiere sobre todo a moda, que prime la calidad sobre la cantidad y se acabe con las compras por precio, que son siempre compulsivas, y sus consecuencias, en cuanto a la producción que se ha necesitado para este consumo desaforado, es el actual desastre medioambiental. Esto es algo que en THANNAC llevan proponiendo desde el 2019, para que se puedan utilizar prendas de vestir polivalentes en las diferentes temporadas.

Es un proceso que implica a todos. Pretender cambiar en dos días es tener garantizado el fracaso, pero si todos los actores sociales inician poco a poco el proceso, los resultados en cuanto a sostenibilidad y emisiones de CO2 enseguida se verán. En THANNAC exponen que se trata de que ya no se cambiará el armario, se transitará de una temporada a otra, añadiendo ropa de abrigo, si se va hacia el invierno, o introduciendo elementos veraniegos, si se va hacia el verano. Salvo los meses extremos, la tendencia es mezclar, combinar y crear un estilo propio y tener un armario único bien organizado, sin prendas sin estrenar, o con decenas de prendas baratas compradas en rebajas por precio de forma compulsiva. El llamado fondo de armario pasa a ser la primera línea, y en torno a él, se organizan los diferentes estilismos a lo largo del año. El fondo de armario son los básicos del estilo propio de una persona, la columna vertebral. La moda ya no la marca nadie, cada una marca la moda a su estilo, con la información que proporcionan las revistas especializadas que beben de las fuentes de los grandes creadores, con las propuestas que también difunden las marcas pequeñas y que presentan sus novedades en redes sociales, y también con las publicaciones de las influencers y famosas. Empezar a consumir moda así es lo más sostenible y lo que más satisfacción creará, ya que así se ayudará a modificar los hábitos demostrados como destructivos, como es el consumismo atroz, y lo que conlleva. La acumulación de ropa, con el pretexto de cambio de temporada, a lo que se incita en la actual situación, debe acabar. La compra de prendas imposibles de llevar, o que nunca se usarán, solo por el precio bajo, también tiene que acabar, porque además de un mal hábito, puede rozar lo obsesivo.

En THANNAC creen firmemente que el estilo puede con todo y es para siempre. En esa línea, afirman que el estilo se hace, no se nace. Con toda la información y formación que los individuos tienen hoy en día, desde pequeños, cada uno puede crearse su estilo e inspirarse en las tendencias que crean los diseñadores, acoplándolas a cada uno. Hoy ya se puede interactuar con la moda, nada viene impuesto. Y por supuesto, estrenar siempre estimula, pero debe ir unido al hábito de donar lo que ya no se quiere, o revenderlo en plataformas de segunda mano. El armario debe ser bidireccional, entra lo nuevo y sale lo no usado o amortizado.

THANNAC comenzó su nueva etapa con la digitalización y desde el 2019 están volcados en la Slow fashion, ahora que empieza a estar muy pasado y trasnochado todo lo relativo a las fashion victim, que también han cambiado su nombre por el de fashion influencer, pero desde THANNAC piensan que hay que incidir en la filosofía de vida, también a la hora de vestir. De hecho, otro de sus eslóganes como marca es “Coherence between what you think and what you wear, y así consolidan la idea de que cómo viste uno influye en la percepción que los demás tienen de él.

La novedad que introdujeron en THANNAC es que, conservando sus colecciones diseñadas y fabricadas en ediciones limitadas, introdujeron las prendas de segunda mano vintage. Lo llaman Second New, porque en Occidente hay millones de prendas de ropa usadas solo una vez o nunca usadas.

Esta temporada, THANNAC empieza con grandes cambios que saben que construyen el futuro y la fórmula que proponen son sus colecciones de pocas unidades, ediciones limitadas, de calidad, junto con prendas y accesorios de segunda mano de marcas icónicas y siempre admiradas, que por no ser nuevas tienen unos precios muy reducidos pero una gran calidad. Así, millones de mujeres tendrán acceso a los artículos de marcas de lujo, aquellas que desde siempre han cuidado la calidad, producción y el diseño. Además, siempre han denunciado el devastador efecto que han producido en el planeta los fabricantes de las cadenas baratas de gran consumo, que con su fabricación en China, no solo han contaminado todo, sino que han destruido además, millones de empleos en Occidente, produciendo el mayor problema social de final del siglo XX y principios del XXI, el desempleo. Las marcas de lujo fueron las primeras en pedir que se parara el daño al planeta y hacia ellas siempre mira THANNAC, pues han demostrado una ética en los negocios admirable y una producción de calidad que hace que sus productos duren y sean mucho más sostenibles que los baratos, fabricados sin calidad y con métodos poco éticos.

En esta línea, The Dumping Tumping Collection es la propuesta divertida de THANNAC para este otoño. Son conjuntos de dos piezas que pueden mezclarse y llevarse juntas o por separado, son oversize, que tanto para un mundo curvy y sin corsé, como para las que quieren ir cómodas, permiten libertad de movimientos. A la famosa pregunta de qué se lleva esta temporada, la respuesta es, que se lleva el estilo, natural o adquirido. Se lleva la clase, se lleva la originalidad, y sobre todo y ante todo, se lleva todo lo cómodo, fácil de usar y con alma. The Dumping Tumping Collection tiene un colorido tan espectacular que en una ceremonia la mujer que lo lleve puede estar entre las top-ten invitadas perfectas, y también se puede llevar en una cena, o usar solo el abrigo con un liso básico debajo. Es una colección, como es característico en THANNAC, que apuesta por el color.

Tras el verano, en dos días, cada uno está enfrascado en sus cosas, y aunque parezca un otoño más, es todo muy diferente. El gesto de llevar mascarilla está incorporado a las vidas de todo el mundo, el de lavarse las manos también, el que las noticias sean gráficos y más gráficos de la pandemia también, el gesto de no acercarse a nadie, etc. El único que no encaja es el de quedarse en casa… todo invita a salir a donde sea, con mascarilla o en holograma, pero nadie se resiste a salir. Durante el confinamiento, los ciudadanos han sido realmente buenos, porque partiendo de esta premisa, el clima que existe en España, y lo que apetece salir, el esfuerzo que se ha hecho durante este año y medio, vale el doble.

La pandemia del COVID-19 ha acelerado procesos necesarios. Cambiar los hábitos de consumo en ropa es una prioridad. Comprar ropa de calidad exclusiva porque la edición es limitada, comprar prendas usadas en muy buen estado, de marcas que de estreno tienen precios muy altos pero de segunda mano se abaratan mucho, y no cambiar todo el armario cada temporada, sino adaptarlo a la estación, son las tres claves sobre las que pivota el nuevo proyecto de THANNAC, para además de crear empleo y generar riqueza, colaborar en la implantación de hábitos sostenibles, para que se consolide la economía circular, tan necesaria.