julio 4, 2022

me3mobile

Noticias de actualidad

La conciencia social de las empresas, el nuevo requisito a la hora de escoger un empleo

4 min read

Tener un impacto positivo se ha convertido en un must para las empresas, que ven como los profesionales prefieren trabajar para compañías que cumplan una serie de principios ligados a la sostenibilidad, la ética y la innovación a la hora de llevar a cabo su actividad tanto a nivel interno, en la organización y el trato a sus empleados, como a nivel externo, en relación con su entorno y el medio ambiente.

Según diferentes estudios de sostenibilidad, cerca del 40% de los empleados afirma que los compromisos medioambientales de sus empresas son muy importantes en el momento de solicitar un trabajo, es por ello que en prácticamente todos los sectores económicos cada vez son más las compañías que apuestan por realizar planes y acciones dirigidas a tener un impacto positivo en el entorno que les rodea. Además, el compromiso social de las empresas es clave para su rentabilidad a largo plazo, ya que empieza a ser muy habitual que los consumidores tengan en cuenta el impacto ecológico que causa el producto o servicio que están comprando o la situación laboral de los empleados de una marca para tomar sus decisiones de consumo.

En este contexto, las empresas se han dado cuenta de que necesitan perfiles con una formación adecuada para impulsar este tipo de programas de manera rentable, que apueste por el uso de tecnologías disruptivas y genere así negocios digitalizados y que tengan un impacto positivo en la sociedad, combinando conocimiento técnico con un pensamiento crítico y humanista necesario para dirigir las empresas que demanda la sociedad actual.

Ante este contexto, los programas ofrecidos por The Valley han evolucionado teniendo en cuenta aspectos como la sostenibilidad, la ética, la innovación y la transparencia para formar líderes preparados para afrontar los retos que propone el nuevo entorno digital y social, con el objetivo de situar sus empresas en una posición de ventaja respecto a sus competidores y generar un impacto social positivo. En este sentido, los expertos de la escuela de negocios han identificado las claves de por qué es cada vez más habitual que el capital humano tenga en cuenta cómo trabaja el concepto sostenibilidad su empresa:

  • Dirigir los procesos hacia la sostenibilidad. Los programas que impulsan las empresas para que su actividad económica sea cada vez más sostenible es uno de los aspectos que más tienen en cuenta los empleados a la hora de elegir un proyecto profesional en el que involucrarse. Esto se debe a que la sociedad cada vez tiene una conciencia medioambiental mayor y es consciente de la necesidad de un cambio, tanto a la hora de producir como a la de consumir. Es por ello, que las iniciativas de economía circular cada vez son más importantes dentro de las empresas que han entendido que la reutilización y los cambios en los procesos de producción son imprescindibles para su reputación y para mejorar su rentabilidad.
  • Sostenibilidad medioambiental, pero también social. La sostenibilidad no incluye solo el área medioambiental, sino que la parte social y de buen gobierno influye en tener una mayor sostenibilidad empresarial. La visión humanista de los nuevos líderes será necesaria para garantizar una cultura empresarial equitativa, igualitaria y flexible, donde la conciliación laboral y el trabajo en equipo serán condiciones indispensables para que el mejor talento quiera entrar y quedarse en una empresa. Además, situarse en esta línea será decisivo para que los empleados den lo mejor de sí mismos al sentirse valorados y cuidados.
  • Estrategias de sostenibilidad y de comunicación deben ir de la mano. El marketing y la comunicación es clave y posiciona a la compañía en unos valores mientras muestra su compromiso con la sociedad y su entorno. Realizar acciones con impacto positivo es igual de necesario que comunicarlas ya que será una manera de atraer talento hacia la compañía, pero, sobre todo, mostrar transparencia y ofrecer datos acerca de los materiales y métodos utilizados para producir; las condiciones laborales de los empleados y el funcionamiento de la compañía. Todos estos factores marcan la diferencia a la hora de elegir una compañía donde desarrollarse profesionalmente.
  • Apostar por la innovación y la digitalización para ser más sostenibles El uso de la tecnología y la transformación digital permite optimizar los procesos de producción y mejorar la eficiencia de los recursos utilizados, por lo que se convierte en un aliado imprescindible para cumplir los objetivos de sostenibilidad. Por otro lado, tener perspectivas de crecimiento es uno de los aspectos más buscados por los profesionales, por lo que tener planes de innovación se convierte en fundamental para alguien que está decidiendo su futuro laboral. Además, innovar, apostar por nuevas tecnologías y herramientas y la digitalización de procesos puede ser imprescindible para avanzar en el resto de los aspectos, mejorando las condiciones de trabajo de los empleados, generando una mayor transparencia y aportando soluciones más sostenibles.