abril 20, 2024

me3mobile

Noticias de actualidad

Espacios educativos, confort y salud

3 min read

Los alumnos de los centros escolares están expuestos de forma permanente a la contaminación acústica. Estos espacios de tipo formativo concentran a una enorme cantidad de personas.

El exceso de bullicio y los sonidos producidos en el espacio conspiran contra el proceso de aprendizaje que requiere mantener de cierta concentración para leer, escribir o estudiar y escuchar las explicaciones de los profesores.

En este sentido, la empresa Absotec brinda en España soluciones de acondicionamiento acústico para centros escolares con la instalación de materiales fonoabsorbentes en diversos puntos estratégicos de los espacios formativos.

¿Por qué es importante el acondicionamiento acústico en ambientes de formación?

Los ambientes de formación como los centros escolares, las academias, los gimnasios o salas polivalentes exhiben problemas comunes como la reverberación producida en mesas, sillas o ventanas y el rebote del sonido por el espacio, los cuales producen un impacto negativo tanto en la salud de las personas como en su rendimiento y concentración.

Los profesores e instructores para explicar en este contexto deben elevar la voz lo que deriva en un ruido aún más molesto e incómodo para todas las personas presentes en el ambiente.

En consecuencia, un alto nivel de contaminación acústica genera inconvenientes mayores en los niños y adolescentes, quienes son particularmente sensibles a las altas exposiciones sonoras. Esto puede desembocar en situaciones de estrés, ansiedad, irritabilidad, disminución de la productividad, incapacidad para concentrarse y hasta aumento de la presión arterial y el ritmo cardíaco.

En este marco, existen dos tipos de sonidos: el sonido directo que es aquel que se recibe de la fuente sonora y el sonido reflejado o rebotado que da lugar a la reverberación y proviene de mobiliarios, techos, suelos y paredes.

Para ejecutar un óptimo acondicionamiento acústico que cree un ambiente confortable, la firma Absotec dispone de materiales fonoabsorbentes que absorben los ruidos y evitan que se propague en forma de eco por el interior del espacio.

La eliminación del eco y la reverberación con especialistas

La firma que posee oficinas en Madrid y Valladolid, antes de proceder a la instalación del material fonoabsorbente, realiza un estudio para analizar el grado de reverberación del sonido generado en el espacio de formación y calcula la cantidad de materiales a emplear. 

Los especialistas durante este proceso toman dimensiones y certifican la composición estructural del ambiente interno.

Luego ubican de manera estratégica los paneles acústicos en espacios como pasillos, aulas, gimnasios y comedores, entre otros puntos, garantizando una instalación limpia, sin residuos y en pocas horas.

En el caso de las salas donde se desarrollan actividades físicas, dirigidas y clases de formación, que suelen ser de geometrías rectas, cuadradas y, en ocasiones, con paredes de vidrio o cristal que son altamente reflexivas, este tipo de soluciones absorbentes se colocan de manera suspendida o pegados en pared y/o techo sin necesidad de obras ni ocasionar molestias en el lugar.

En definitiva, Absotec asegura el confort acústico de cada espacio con diseños atractivos y personalizados en materiales fonoabsorbentes.