junio 22, 2021

me3mobile

Noticias de actualidad

El éxito de Sueños de Cigüeña, empresa de vinilos infantiles

3 minutos de lectura

Cuando los padres y madres diseñan la habitación de sus hijos, pretenden conseguir un aspecto final bonito, agradable y lleno de amor. A lo largo de los años, la innovación en interiorismo ha permitido la llegada de nuevas vías de decoración de espacios. Actualmente, el vinilo es uno de los más utilizados por su practicidad y bajo coste. En España, la empresa Sueños de Cigüeña llevó las opciones del mercado un poco más allá, inventando el concepto de vinilo desde la reproducción de dibujos pintados a mano. La empresa es ampliamente reconocida por sus vinilos infantiles a día de hoy, además de otros tipos de productos decorativos. Por la originalidad y calidad de su producto, se trata de una de las empresas españolas líderes en el sector.

Vinilos infantiles: el éxito de la compañía Sueños de Cigüeña

Los vinilos infantiles que ofrece Sueños de Cigüeña a través de su página web se adaptan a cualquier tipo de habitación, tanto infantil como para bebés. El catálogo se va renovando anualmente en función de las nuevas tendencias del mercado. Actualmente, cuenta con más de 80 diseños con distintos tamaños y colores, todos ellos delicados y suaves. Las posibilidades de dibujo son muchas: príncipes, niños, animales, dragones, arcoíris, elementos fantásticos, mapas, etc. Además, ofrecen la posibilidad de personalizar los vinilos infantiles, pudiendo escoger el diseño, el color y el tamaño. A diferencia de otras marcas, los vinilos de Sueños de Cigüeña están elaborados con materiales de alta calidad con tintas látex y sin sustancias tóxicas. Al ser pintados a mano con técnica de acuarela, el efecto final pintado sobre la pared ofrece un resultado excelente. Además de vinilos infantiles, el catálogo de la empresa va mucho más allá. Este incluye murales, ambientadores y colonias.

Historia de Sueños de Cigüeña

La empresa, situada en Valencia, nació de la mano de Julia Sánchez en el año 2010. La fundadora decidió emprender con el proyecto cuando, embarazada de su segunda hija, buscaba ese tipo de elemento decorativo y se dio cuenta de que el mercado del momento no lo ofertaba. En ese momento, solo había disponibles siluetas de madera para pegar o colgar o murales pintados directamente sobre la pared. Además, el coste caro del producto provocaba que fuera poco accesible para la mayoría de familias. Tras once años de trabajo, los últimos junto al ilustrador exclusivo de la marca Miki Pérez, la empresa se ha convertido en una gran referencia en el sector de los vinilos infantiles. En la actualidad, cuenta con una gran cantidad de productos distribuidos en 24 países del mundo a través de su tienda online y los más de 2.100 puntos de venta.

Gracias a los vinilos infantiles de Sueños de Cigüeña, cualquier padre o madre puede dotar la habitación de su hijo de amor, alegría y calidez de una forma rápida y a un bajo coste.