septiembre 25, 2021

me3mobile

Noticias de actualidad

De Gálvez presenta la colección de tendencias: compartir el vino es un arte

2 min read

La selección del vino perfecto, sea cual sea la ocasión, puede resultar una tarea realmente difícil, debido a la extensa variedad de este tipo de licor que existe en el mercado. Elegir el ideal depende de varios factores como el tipo de celebración, la cosecha o el año del vino.

Hay personas que suelen aplicar el método del precio para realizar su elección de vino, pero no siempre el más caro tiene que ser el mejor. De Gálvez Selección ofrece una amplia carta de ejemplares, exhibidos en su nueva colección de tendencias, perfectos para cualquier ocasión, como lo es el vino Novio Perfecto, un licor envinado que resulta ideal para servir en festejos familiares. Algunos consejos pueden ayudar a tener éxito en la elección de este licor.  

Región, calidad y cosecha

No necesariamente se tiene que ser un experto catador de vino para elegir el indicado, una de las claves para dar con el ideal es seleccionar vinos que provengan de países de clima cálido y seco, debido a que las cosechas de sus frutos suelen darle el mejor aroma y sabor. En este sentido, España es un país rico en la producción de este producto, y cuenta con compañías expertas que ofrecen vinos excelentes.

En cuanto a la calidad es necesario revisar las etiquetas de organismos reguladores, principalmente aquellos que finalicen con la terminología DOC, DOCA, DO, AC, ya que estos ejemplares son sometidos a altos niveles de calidad y control. 

Las mejores cosechas dan paso a los vinos más exquisitos, por eso, es imprescindible asegurarse de investigar el tiempo en que se recogió (cepa), para investigar bajo qué condiciones creció. Por ejemplo, el vino El Novio Perfecto de 2019 proviene de cosechas de uva moscatel secas y cortadas, que la dan una concentración de azúcar natural, resultando en un vino blanco, ligero y fresco para el paladar. 

Degustación para calcular la persistencia

Antes de comprar vinos es recomendable probarlo para asegurarse de que se está escogiendo el ideal. Para hacerlo el consumidor debe llenar una copa de vino a 1/3 de su capacidad para que el aroma y el olor se puedan desarrollar.

Al beberlo es recomendable sostenerlo en la boca y hacerlo pasar por los dientes y encías, para así determinar su acidez. Si es un vino tánico suele dejar al paladar seco, un vino con capacidad de almacenamiento alta. En cambio, si es ácido en exceso, es un vino joven. Si el sabor dura más tiempo en la boca, mejor será el vino.

La elección del vino perfecto también dependerá de la reputación positiva que tenga el proveedor, por ejemplo De Gálvez Selección ofrece a sus clientes los mejores ejemplares, de las cosechas más excepcionales. En su web los interesados podrán revisar su catálogo y recibir la asesoría necesaria.