octubre 4, 2023

me3mobile

Noticias de actualidad

Cuáles son las ventajas de tener tubos fluorescentes como iluminación

3 min read

Los tubos fluorescentes aportan muchas ventajas cuando son incorporados como parte de la iluminación. Costes de funcionamiento relativamente bajos, larga vida útil y altos niveles de difusión de la luz, son algunas de las razones por las que se han convertido en el tipo de luz más usado en oficinas, comercios e incluso viviendas.

Pensando en esto, Latiendadeelectricidad, a través de su plataforma en internet, pone a disposición de sus clientes su amplio stock de tubos fluorescentes para la iluminación del hogar o lugar de trabajo.

Iluminación fluorescente

Este tipo de iluminación se basa en hacer visibles los rayos de luz ultravioleta, que son invisibles para el ojo humano. Estos rayos se producen en el interior de un tubo mediante un elemento fluorescente que lo recubre interiormente.

A diferencia de lo que ocurre con las lámparas incandescentes o halógenas, el proceso de iluminación no ocurre por el calentamiento de un filamento, sino por descarga. Lo que sucede es que dentro del tubo puede haber mercurio y gases como el argón o el neón que reaccionan con una descarga eléctrica, producida por un cebador y controlada por el balastro, que origina una reacción, iluminando el interior de la lámpara.

Ventajas de los tubos de iluminación fluorescente

Entre las ventajas de la iluminación fluorescente destaca el ahorro energético, dado que el uso de este tipo de luminaria supone una disminución entre el 60 % y el 80 % en consumo eléctrico en comparación con los bombillos incandescentes.

Su capacidad lumínica es muy alta. Con menos vatios produce más luz que otros sistemas. Pero esta no depende solo de la potencia, sino del tamaño de la lámpara. Cuanta más superficie tiene la lámpara, más luz produce. Además, no genera calor, por lo que todo su consumo energético se destina a producir luz.

Desde el punto de vista estético también tiene puntos a favor, porque se trata de un tipo de iluminación blanca, muy parecida a la natural y que reproduce muy bien los colores.

Tipos de iluminación fluorescente

En el mercado se encuentran dos grandes tipos de fluorescentes: el primero son los tradicionalmente conocidos tubos fluorescentes; el segundo son las llamadas lámparas fluocompactas o ahorradoras.

Los tubos fluorescentes requieren siempre un portalámparas especial generalmente en forma de plafón o regleta para uno o dos elementos, donde se encuentran el cebador (o arrancador), el balastro y la reactancia. Los formatos más comunes son el T5, el T8, el T12 y el T9 o circulares.

También los hay especiales para acuarios y plantas, su particularidad es que emiten una luz rosada con alto contenido en radiación azul y roja, para favorecer el crecimiento de las plantas de los acuarios, de los invernaderos o de los jardines interiores.

Por su parte las lámparas fluocompactas son un desarrollo mejorado del tubo para permitir su uso en la mayoría de los portalámparas de los hogares, al llevar el balastro integrado en el cuerpo. Los formatos más comunes en los que se le puede conseguir son: en forma de stick, en espiral, globo, vela, clásica y dicroica.